Motores para persianas RTS y mecánicos, ¿cuál es la diferencia?

Motores para persianas RTS y mecánicos, ¿cuál es la diferencia?

La decoración de interiores ha evolucionado a la par con las tendencias tecnológicas humanas. Hoy en día existen diferentes estrategias y diseños que garantizan una iluminación adecuada en el interior de un espacio sin importar la hora del día. Y aunque parezca básico y anticuado, las persianas tienen mucho que aportar en este aspecto; y con ellos nos referimos específicamente a los motores para persianas.

El concepto de levantarse y luchar con estas para graduar la entrada de luz a un espacio está pasado de moda. Desde hace varios años, existen alternativas de automatización como los ya mencionados motores para persianas, por ejemplo; pero también existen otras como los RTS integrados, que se han vuelto muy populares. Y ya que hablamos de ello, ¿qué es lo que los diferencia? Aquí lo explicamos.

Automatización de persianas

Como mencionamos al principio, la arquitectura y, concretamente, el interiorismo, están disfrutando de muchos desarrollos tecnológicos que permiten crear espacios cómodos y sofisticados. Los motores para persianas son apenas una muestra de ello, pero constituyen una parte importante de lo que es el proceso de automatización; es decir, de dejar atrás el trabajo manual de abrirlas o cerrarlas.

La automatización ofrece una amplia variedad de beneficios encabezados por la reducción de las tareas pendientes. Ya sea con motores para persianas RTS y mecánicos, los humanos tenemos más libertad para disponer de nuestro tiempo en casa. Mejor aún, evitamos muchos dolores de cabeza por la manipulación de estas para regular la entrada de luz. Porque definitivamente a nadie le gusta desenredarlas.

La mejor parte es que esta automatización protagonizada por los motores para persianas no implica sacrificar otros aspectos importantes. Por ejemplo, la parte estética permanece impecable puesto que la integración de estos componentes no altera el diseño general. Al contrario, los RTS otorgan mayor sofisticación al permitir que configuremos y gestionemos su apertura y cierre a distancia.

Dos modelos de persianas automatizadas

Hasta ahora, hemos mencionado varias cualidades de los motores de persianas, pero ahora nos adentraremos un poco en sus características. Esto, claro, sin entrar en tecnicismos puesto que no es el objetivo actual; lo que nos interesa es educar a nuestro público respecto a dos opciones de automatización que sigue siendo tendencia entre profesionales y proyectos de reforma.

Persianas mecánicas

A estas alturas, ya estamos acostumbrados a los interruptores tanto en entornos domésticos como comerciales, incluso industriales. No es para menos: los motores para persianas son prácticos, eficientes y de uso seguro, por lo que también se han considerado en la fabricación de persianas mecánicas. De forma simple, estas son las que se controlan desde un pulsador o interruptor comúnmente instalado en la pared.

RTS para persianas

Y ya que hablamos de motores para persianas, no podíamos dejar de mencionar los RTS. Básicamente, estos son los que están equipados con un receptor de ondas que sirve de guía para accionar desde un mando a distancia. Con este receptor, se puede gestionar todo el movimiento de las persianas, no solo de una sino de varias ventanas de la casa. También son altamente funcionales.

Diferencias entre los motores para persianas RTS y los mecánicos

Ahora bien, habiendo aclarado en qué consiste cada alternativa, procedemos a identificar lo que diferencia a los motores para persianas de las RTS. Aunque cumplen funciones muy similares, cada una tienda algo particular que ofrecer, por lo que no es tarea fácil. Pero hacer esto puede ayudarnos a tomar decisiones más adecuadas a nuestras necesidades a la hora de adoptar su automatización en cualquier espacio.

En primer lugar, los motores para persianas aportan un carácter más mecánico a este objeto, aunque no siempre sea visible. Esto porque hay un interruptor en la pared en el cual controlarlas, ya sea para abrirlas o cerrarlas; además de que los movimientos pueden ser un poco más lentos y, en algunos casos, pueden producir sonidos. Si bien esto no es el fin del mundo, es un aspecto a considerar.

Por lo que los motores para persianas están siendo opacados por los RTS, que se adaptan muy bien a las tendencias actuales. Bastará un par de movimientos de dedos sobre la pantalla del teléfono móvil para ordenarles que se abran o cierren; incluso pueden programarse para ajustar la entrada de luz según la hora del día y sin necesidad de que estemos muy cerca. Así que, dicho esto, ¿cuál es tu favorita?

Entrada anterior
10 consejos a la hora de elegir una mosquitera

Otros artículos que pueden interesarte…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

¿Necesitas ayuda?