cabecera-importancia-mantenimiento-persianas

¿Por qué es tan importante un buen mantenimiento de las persianas?

De aluminio, de madera o de PVC; enrollables, venecianas o mallorquinas. No importan ni el sistema ni el material, el mantenimiento de las persianas es muy importante para que estas puedan cumplir con esa función de protección para nuestro hogar que tienen.

No siempre se les da la importancia que merecen, pero lo cierto es que persianas que se mueven con dificultad, que están dañadas por cualquier motivo o que presentan síntomas de deterioro afectan al confort interior de nuestros hogares. Por eso, es importante prestarles atención, llevar un buen mantenimiento y asegurarse de que están siempre en perfectas condiciones.

Una pequeña inversión muy rentable

El correcto mantenimiento de las persianas y realizar las reparaciones necesarias en caso de que presenten algún problema suponen un gasto mínimo si se tiene en cuenta el ahorro que pueden proporcionar.

Muchas ventanas tienen puentes térmicos. ¿Qué significa? Que por ellas hay un intercambio de temperatura con el exterior y que, por tanto, el gasto en climatización se elevará. Las persianas, siempre y cuando estén en perfecto estado, ayudan a neutralizar ese puente térmico. Gracias a ello, calentar la casa en invierno y refrescarla en verano supone un menor gasto de energía y, por tanto, un ahorro en las facturas.

Un hogar más cómodo y saludable

Una temperatura de confort es importante, y unas persianas en perfecto estado ayudan a alcanzarla y mantenerla. Pero hacen mucho más. Por ejemplo, permiten regular el paso de la luz.

La iluminación natural es esencial para el bienestar, pero a veces puede resultar excesiva y algo molesta, por ejemplo, a la hora de estudiar o trabajar. Con las persianas es muy fácil controlar la intensidad lumínica, de modo que se disfrute de esos rayos de sol tan necesarios, pero sin que lleguen a ser molestos.

Hay otra cuestión fundamental: la ventilación. Airear las estancias permite expulsar microorganismos patógenos muy perjudiciales para la salud y evitar una humedad ambiental excesiva. Pero abrir las ventanas también supone una pérdida de intimidad que no es tal con las persianas. Al igual que ocurre con la luz, se pueden regular para que desde el exterior no se pueda ver nada mientras las ventanas están abiertas.

Pero, para todo ello, esas persianas necesitan estar en perfecto estado, un buen mantenimiento que permita manejarlas con suavidad para regular su posición de la manera más adecuada. Es lógico que, si no funcionan bien o presentan desperfectos, se intenten mover lo menos posible, impidiendo que disfrutemos de estas ventajas.

Adiós a humedades

En climas especialmente lluviosos o en zonas donde la humedad ambiental es elevada por cualquier otro motivo, las persianas son un elemento de protección extra. No hay que olvidar que si esa humedad pasa al interior de las viviendas no solo puede causar daños en mobiliario y revestimientos, sino que también puede resultar muy perjudicial para la salud.

Las persianas frenan esa humedad, sean cuales sean las características constructivas del inmueble o el tamaño de las ventanas. Pero para cumplir esa función deben estar en perfecto estado. Una persiana que no cierra completamente o que tiene alguna lama rota no servirá de protección, ya que el agua tiene la capacidad de filtrarse casi por cualquier sitio.

Por todas estas razones, tener persianas en casa y asegurarse de que su mantenimiento es óptimo es tan importante. Pero no hay que olvidar que existen muchos tipos de persianas con mecanismos muy diferentes y que una manipulación inadecuada lo único que puede suponer son daños añadidos.

Para que las persianas estén en perfecto estado el mejor consejo es dejar su mantenimiento y reparación en manos expertas, como las de los profesionales de Servipersiana. Podrás disfrutar de ellas y de sus beneficios durante todo el año y, de paso, ahorrar en climatización.

OTROS ARTÍCULOS QUE PUEDEN INTERESARTE…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú